Lerma

Burgos

Villa conventual y cortesana del S-XVII.

El traslado de la Corte española a Valladolid en 1601 fue decisivo para que el Duque de Lerma, valido del rey Felipe III, convirtiera su villa en Corte de Recreo adonde acudían personajes relevantes y artistas (Góngora, Lope de Vega). El ducado de Lerma llegó a poseer 40 villas y lugares de señorío. Tantas concesiones reales, títulos y riquezas provocaron la pérdida del favor real.

Hoy se conservan el Palacio Ducal, restaurado como Parador Nacional, la Plaza Mayor de Armas con sus edificaciones, seis monasterios y una Colegiata, con un magnífico retablo y dos órganos barrocos, retratos de Pantoja de la Cruz (pintor de cámara de Felipe III) y orfebrería regalo del Papa Paulo V. Todo un conjunto monumental que bien merece la visita.

Además, Lerma tiene uno de los mejores campos de Golf de la zona.

picto_visitas_voluta